4 de Julio | Instituto Montoya

Misas por aniversario del fallecimiento de Monseñor Kemerer

Se realizaron en la Sede Central y en la Extensión Eldorado. 

La comunidad educativa de la Extensión Áulica Eldorado, frente a la parroquia San Miguel Arcángel, al finalizar la misa.

El pasado miércoles 26 de junio, a las 18.00, en la Sede Central y en la Extensión Áulica Eldorado del Instituto Superior Antonio Ruiz de Montoya se oficiaron dos misas en conmemoración por el 21 aniversario del fallecimiento de Monseñor Jorge Kemerer, primer Obispo de la Diócesis de Posadas y fundador de esta Casa de Estudios Superiores.  

En la Sede Central, la misa se realizó en el Aula Magna y participaron autoridades, personal docente y no docente, y estudiantes.  En la guía y ministerio de música  colaboraron los alumnos del 4 to año del Profesorado en Ciencias Sagradas, y fue presidida por el Presbítero Miguel Ángel Moura. En el inicio se compartió una reseña de la vida de Monseñor Kemerer.

En la homilía el sacerdote destacó al primer obispo diocesano como quien “supo hacer una buena siembra, ser un árbol que daba frutos y hoy lo podemos reconocer esos frutos que es esta casa de estudios y que continua dando frutos (…) Por eso no es poca cosa estudiar, y formarse en esta institución, tampoco ser docente con el legado que tenemos aquí (…)  Monseñor Kemerer quería de esta institución pueda formar hombres y mujeres capaces de actuar en el momento presente,  y que no solamente se queden atados en lo que decía el libro  sino que sean capaces de seguir generando frutos.  Desde el rol  que cada uno cumple en la Institución sería interesante plantearse que frutos doy o qué quiero dar mañana”.

Animó a los presentes a sentirse invitados en aportar a la sociedad, en medio de los falsos profetas que nos proponen lo fácil, y señaló que “tomemos de ejemplo a Monseñor que brindó todo hasta los últimos días de su vida”.  

Por su parte, en la Extensión de Eldorado, la celebración eucarística fue en la Parroquia San Miguel Arcángel y acompañaron toda la comunidad educativa. La misa estuvo presidida por el Presbítero Darío Breé, y se enfatizó en el pedido de la presencia viva de los ideales de Monseñor Kemerer en el día a día de la institución.