7 de Julio | Santa Misa

Con una Santa Misa se recordó al fundador del Instituto Montoya

Participaron autoridades, docentes y alumnos de esta Casa de Estudios.

En una Misa se recordó y rezó especialmente por el descanso eterno de Monseñor Jorge Kemerer.

El lunes 27 de junio, en el Aula Magna del ISARM, se celebró una Santa Misa en honor a Monseñor Jorge Kemerer, fundador de esta Casa de Estudios. El día anterior se había cumplido un aniversario más del fallecimiento de quien también fuera el primer Obispo de la Diócesis de Posadas.

De la Misa participaron autoridades, docentes y alumnos. La misma fue presidida por el Presbítero Javier Krawczuk, docente de la Casa.

En la homilía el padre Javier reflexionó sobre “la urgencia de anunciar el Reino de Dios” y también que “en el seguimiento discipular de Jesús, debemos animarnos a entregar todo, sin esperar”. Explicó los encuentros con distintas personas que Jesús tuvo en el camino, tal como lo narraba el Evangelio del día, y cómo a cada uno los llamó para que lo sigan y debían dejar todo “a sus muertos, a sus padres, a sus familias y seguridades. Dejarlo todo para seguir pronto a Jesús…”.

Para finalizar el sacerdote expresó “Gracias a Dios nosotros tenemos muchas personas, muchas mujeres santas y hombres santos de Dios que parece que entendieron muy bien el seguimiento discipular de Jesús, que entregaron todo, sin esperar. Entregaron su vida, se comprometieron realmente. De esto sobran ejemplos, en esta Casa de Estudios también. Ahora vamos a pedirle a Dios que, así como el Espíritu inspiró a Monseñor Kemerer, renueve en nosotros también nuestra misión y compromiso en el seguimiento  discipular de Jesús. Vamos a pedirle que no busquemos excusas, que no posterguemos demasiado el compromiso, …que no nos quedemos pegados y esclavizados con nuestros juicios, nuestros egoísmos, nuestras preocupaciones y pensemos un poquito en los demás…”.