2 de Octubre | Pastoral Juvenil del ISARM

“Hagamos germinar la semilla del amor”

Fue el lema convocante de la nueva  Jornada de Convivencia “SUMATE AL CAMINO”.

Muchos jóvenes dijeron SÍ a la Jornada de Convivencia “SUMATE AL CAMINO”.

El sábado 20 de septiembre los alumnos del Montoya dijeron presente en el Campus “Monseñor Jorge Kemerer”, para vivir una espléndida jornada de convivencia y enriquecimiento mutuo. La misma comenzó a las 8 de la mañana con las acreditaciones, animación y el desayuno.

Luego se compartió el primer tema de reflexión, “las esclavitudes de hoy”. Se invitó a los presentes a pensar qué cosas son las que nos esclavizan en la actualidad, algunos ejemplos que se dieron fueron: la venganza, la soberbia, la vanidad, la belleza, la culpa, entre otras. Posteriormente, los participantes fueron invitados a tomarse un tiempo para pensar y luego escribir lo que sentían sobre esta temática.

Finalizado este tiempo se realizó un momento de recreación y la celebración de la Santa Misa, la cual estuvo presidida por el Presbítero Julio Centurión. En la Homilía, en sintonía con el lema de la jornada y la lectura del Evangelio,  el sacerdote resaltó que “Dios es tan generoso que esparce su semilla en todos lados…El Señor no tiene preferencias, sino que esparce su amor a todos…”. También aseguró que Jesús no quiere que estemos al borde del camino, “sino en el camino y esa es, justamente, la invitación de esta encuentro ‘Sumarse al Camino’…Muchos no quieren venir, porque tienen vergüenza de lo que pueden pensar  o decir los demás…Ojalá lo que vivamos aquí nos ayude a no tener vergüenza y ser testigos de los que vivimos en este encuentro de hoy…”.

A continuación se compartió un almuerzo. Después de un descanso continuaron con más animación y se presentó el segundo tema de reflexión sobre “¿Qué es la libertad?”. Luego hubieron unas dinámicas con juegos y una representación sobre la elección entre el bien y el mal y cómo el bien, con la ayuda de Dios, siempre vence.

El tercer tema trabajado fue “¿Qué es la felicidad?”.

Además, los asistentes aprovecharon la convivencia para acercarse al Sacramento de la Reconciliación.

La jornada finalizó con un momento especialísimo de compartir con Cristo Vivo por medio de la Adoración al Santísimo.