8 de Octubre | Centro de Pastoral Institucional

Se realizó el IV “Sumate Montoya” en la Sede Campus “Monseñor Kemerer”

Participaron autoridades, docentes y personal administrativo  de la Casa.

Personal docente y no docente participo en el IV Sumate Montoya.

El Centro de Pastoral Institucional del Instituto Superior Antonio Ruiz de Montoya organizó el sábado 28 de septiembre la Cuarta Jornada de Convivencia Espiritual “Sumate Montoya”. La actividad se desarrolló desde las 8.00 hasta las 12.00 y el lema convocante fue “En diálogo con la Casa Común”.

La jornada comenzó con la Adoración al Santísimo Sacramento. Este momento estuvo a cargo de los docentes que integran el Centro de Teología y Filosofía. Luego se compartió un desayuno y seguidamente una iluminación a cargo del Presbítero y Profesor Sebastián Báez, Asesor Espiritual de la Sede Campus. El sacerdote predicó acerca de la Carta Encíclica “LAUDATO SI’”, sobre el cuidado de la Casa Común escrita por el Papa Francisco.

Entre otras cuestiones el clérigo remarcó que “nuestra casa (la tierra) no es muy grande y es una casa común a todos los habitantes del planeta y si tenemos dudas de ellos recordemos lo que pasó con los incendios en el Amazonas, cómo nos afectaron a todos (…) En la Carta Encíclica el Papa Francisco nos invita a que trabajemos seriamente en una educación ecológica, pero no cualquier formación, sino una que esté sostenida en la fe, recordando que Dios nos creó para ser administradores de la creación y no para la explotación de los bienes (…)”, explicó.  El padre Sebastián también hizo mención, tomando frases de la Encíclica, que  “nuestro planeta está llorando, está pidiendo socorro y que sino nosotros somos personas que decimos amar, ser capaces del amor, no podemos seguir destruyendo la tierra, porque el que ama no puede destruir. En este sentido los cristianos tenemos que volver a repreguntarnos si cumplimos el mandamiento del amor, porque si ‘amo a Dios sobre todas las cosas y a mi hermano como a mí mismo’ no puedo seguir en este camino del ‘no me importan nada’ y destruyo todo. Si no amo a mi hermano, si lo odio, si no soy capaz de cuidar y defender su vida, entonces tampoco podré cuidar a la naturaleza (…)”. Asimismo, recordó que el Papa Francisco asegura que todos los problemas que tenemos hoy y, también, lo que está sufriendo la naturaleza tiene que ver con “la cultura del descarte en la que vivimos”.  

Al mismo tiempo, expresó que “(…) tenemos que saber que solos no podemos, tenemos que sostenernos de Dios, pedirle que Él nos purifique (…) Y en esta línea hay que reconciliarse primero con uno mismo, para luego reconciliarnos con Dios y con todo nuestro entorno (…)”. Para finalizar, invitó a que cada uno, de forma muy personal, a que se pregunte “¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos sucedan? Sabiendo que esto es responsabilidad de todos (…)”.

En seguida se invitó a los participantes a recorrer el predio de la Sede Campus para continuar con la reflexión sobre el cuidado de la naturaleza.

El retiro concluyó con la celebración de la Santa Misa, la cual estuvo a cargo del Profesorado en Ciencias Sagradas y fue presidida también por el Presbítero Profesor Báez.

En la despedida cada uno de los asistentes recibió, como obsequio, unos plantines de Caña Fístula y Timbó, que fueron donados por la Biofábrica Misiones.